Noticias Temporada 2013-2014
Fecha Noticia: 16/01/2014

NOTA INFORMATIVA: Evolución de la actividad gripal en la temporada 2013-14 (16 de enero de 2014)

                                                                                       Centro Nacional de Epidemiología

NOTA INFORMATIVA

Evolución de la actividad gripal en la temporada 2013-14 (16 de enero de 2014)

La epidemia gripal de este invierno 2013-14 se está caracterizando porque las infecciones gripales se producen mayoritariamente por el virus de la gripe A(H1N1)pdm09. Actualmente los virus de la gripe que circulan habitualmente en el ser humano en el mundo son dos  virus A, el subtipo A(H1N1)pdm09 y el subtipo AH3, y un virus de la gripe B. Las diferencias entre las distintas epidemias gripales estacionales se deben, fundamentalmente, a la contribución de cada uno de estos subtipos virales a la actividad gripal de un determinado territorio.

El virus A(H1N1)pdm09 emergió como un virus nuevo para el ser humano en 2009 y desplazó en ese momento la circulación del resto de los virus gripales estacionales, provocando una pandemia a nivel mundial. Una vez terminada la pandemia y como ha sucedido en pandemias anteriores, este virus se convirtió en un virus estacional que comparte su circulación en el mundo con el otro subtipo de virus de la gripe A (AH3) y con el virus de la gripe B.

Desde el año 2009 hemos experimentado cuatro ondas estacionales de gripe en los inviernos de 2010-11, 2011-12, 2012-13 y el actual 2013-14. Los dos intermedios se caracterizaron por la circulación predominante de virus de la gripe AH3 y B, respectivamente. El primero después de la pandemia, el 2010-11, y el actual 2013-14, hasta el momento, se han caracterizado por una contribución mayoritaria de virus de la gripe A(H1N1)pdm09. Por lo tanto, en la actualidad estamos experimentando una onda epidémica gripal, que no es nueva desde el punto de vista epidemiológico.

La onda epidémica gripal de este invierno 2013-14 se está manifestando hasta el momento con características moderadas desde el punto de vista de su presentación en el tiempo e intensidad, en comparación con temporadas gripales previas. Sin embargo, el  virus A(H1N1)pdm09 se asocia normalmente a un mayor número de infecciones graves que requieren hospitalización e ingresos en UCI por las complicaciones generadas. Este invierno, el 77% de los cuadros graves presentaban factores de riesgo de complicaciones por gripe como enfermedad cardiovascular, enfermedad pulmonar crónica y obesidad, entre otras. Las infecciones graves afectan a todos los grupos de edad, pero las producidas por el virus A(H1N1) se manifiestan en mayor proporción en adultos jóvenes y de mediana edad (de 15 a 64 años) que cuando se deben a otros virus. Si se mantiene este predominio en la circulación viral, es probable que observemos un porcentaje de casos graves hospitalizados en las próximas 6-8 semanas entre adultos jóvenes y de mediana edad, mayor que en las dos temporadas precedentes y probablemente en el rango del observado en la temporada 2010-11.