Noticias Temporada 2004-2005
Fecha Noticia: 18/08/2005

Extensión geográfica de la gripe aviar AH5N1. Actualización de la OMS.

Estado de la situación.
A finales de julio de 2005 se notificaron brotes de gripe aviar en aves de corral, en Rusia y Kazajistán, en los que posteriormente se confirmó el virus H5N1 como agente causal. También se han notificado muertes en aves migratorias infectadas con el virus y los brotes se atribuyen al contacto entre aves domésticas y salvajes vía fuentes de agua compartida.
Éstos son los primeros brotes de virus de la gripe aviar H5N1 altamente patogénicos en estos dos países. Desde su inicio en Rusia, el brote se ha extendido hacia el oeste y ha afectado tanto a granjas grandes como a bandadas pequeñas de aves de corral.
A primeros de agosto también se notificó la muerte de 89 aves migratorias en dos lagos del Norte de Mongolia, en los que se identificó gripe de tipo A; en las mismas fechas se detectó un brote de H5N1 en aves de corral en el Tibet, China.
En todos estos brotes las autoridades han anunciado medidas de control en línea con las recomendaciones dadas por la FAO y la OIE para los virus de la gripe aviar altamente patogénicos. Hasta el momento no se han detectados casos humanos.
Los brotes de Rusia y Kazajistán confirman que los virus H5N1 se han extendido desde sus focos iniciales en el Sudeste de Asia, donde comenzaron en 2003. A pesar de los enormes esfuerzos de control, los virus se siguen detectando en muchas partes de Vietnam e Indonesia y en algunas partes de Camboya, China, Tailandia y posiblemente Laos. Hasta el momento los brotes del sudeste asiático han tenido repercusiones económicas muy importantes, especialmente para los granjeros del medio rural. Los casos humanos, la mayoría de los cuales se atribuyen al contacto directo con aves enfermas o muertas en el medio rural, se han confirmado en cuatro países: Vietnam, Tailandia, Camboya e Indonesia. Sólo se ha detectado transmisión interhumana limitada en algunos casos. Los brotes de gripe aviar H5N1 en Japón, Malasia y la República de Corea se consiguieron controlar con éxito.
La OMS está totalmente de acuerdo con la FAO y la OIE en que no es posible el control de la infección por gripe aviar en poblaciones de aves salvajes. La aves acuáticas salvajes son el reservorio natural de los virus de gripe A. La aves migratorias pueden transportar estos virus en su forma bajamente patogénica, a lo largo de grandes distancias, pero normalmente no desarrollan signos de enfermedad ni mueren. Son muy raros los casos en los que se ha detectados virus altamente patogénicos en aves migratorias y no se conoce todavía muy bien cuál puede ser el papel de estas aves en la difusión de los mismos.
Los análisis de los virus del brote de Rusia muestran una similitud con los virus aislados en aves migratorias en el brote del lago Qinghai en Abril de 2005. La monitorización de la difusión y evolución de los virus H5N1, y la comparación rápida de los resultados con los virus H5N1 caracterizados previamente, es una actividad esencial para evaluar el riesgo de una pandemia de gripe.


Implicaciones para la salud humana.
Los brotes en aves en Rusia y Kazajistán están causados por virus que han demostrado repetidamente su capacidad de infección en humanos (Hong Kong 1997 y 2003 y Sudeste asiático desde 2004), causando una enfermedad grave con alta letalidad. Un riesgo similar de casos humanos existe en áreas afectadas por primera vez con virus H5N1 en aves.
La experiencia en el Sudeste asiático indica que los casos de infección humana son raros y que el virus no se transmite fácilmente de aves a humanos. La mayoría de los casos humanos están asociados a una exposición directa a aves muertas o infectadas.
Los factores relacionados con la densidad de aves en granjas en diferentes países pueden influir en la aparición de casos humanos, por lo que se hace necesario que los países afectados sigan las precauciones recomendadas por OMS/FAO/OIE, cuando se implementen las medidas de control en las granjas afectadas.


Evaluación del riesgo de pandemia.
No se puede descartar una posible difusión de gripe aviar H5N1 en aves a otros países. La OMS recomienda reforzar la vigilancia de los brotes en aves y de las muertes en aves migratorias, así como la rápida introducción de las medidas de contención recomendadas. También se recomienda reforzar la vigilancia de enfermedades respiratorias en personas con una historia de exposición a aves infectadas, en los países con brotes en aves. La provisión de muestras clínicas y virus, de humanos y animales, a los laboratorios de referencia de la OIE/FAO permite estudios que contribuyen a la evaluación de riesgo de pandemia y ayuda a que continúe el trabajo en curso en el desarrollo de vacunas.
La difusión geográfica del virus preocupa y aumenta las posibilidades de exposición humana. Cada caso adicional de enfermedad humana incrementa la posibilidad de que el virus mejore su transmisión a través de respuestas adaptativas o recombinación genética. La aparición de una cepa H5N1 que se transmitiera efectivamente entre humanos marcaría el inicio de una pandemia.

Fuente: www.who.int/csr/don/2005_08_18/en/index.html